Casi una leyenda

Claudio Rodríguez era capaz de hacer poesía incluso mientras hablaba de fútbol, al evocar el toque de un futbolista en su partido de retirada por el que el balón “cayó como una lágrima”.  (Gustavo Martín Zarzo)

Poco podría imaginar el escritor Martín Zarzo, y no digamos ya Rodríguez, que años más tarde y en la otra punta del planeta, el seleccionador argentino Alejandro Sabella se referiría con una expresión muy parecida a la lesión de Neymar en el pasado mundial. Sabella reflejó perfectamente con esa “lágrima” el dolor del mundo del deporte ante esta baja y lo que supone para el espectáculo del mismo. Y es que este deporte (más allá de los directivos, cierta prensa hooliganesca y los excesos dentro del fútbol de alta competición), puede tener momentos de máxima expresión lírica. No sólo en un buen toque o una jugada, en la épica de un partido o en las emociones tan intensas y a veces contradictorias que unos veinteañeros demasiado adultos ya, como soldados en una guerra, viven -no primera línea de fuego sino sobre el césped de un estadio de fútbol- ante la mirada de miles de millones de personas en todo el mundo.

Claudio Rodríguez

Claudio Rodríguez

De ahí que surjan con tanta rapidez héroes e ídolos, sobre todo en estos tiempos de intercomunicación globalizada.Con sus correspondientes subidas a los altares y sus posteriores defenestres. Muchas veces ídolos, sí, de usar y tirar en un campo de inmediatez y fugacidad. Lejos quedan las historias de antaño que se contaban de boca a oreja, las grandes hazañas de equipos y jugadores que nunca se habían visto pero que se perpetuaban en el imaginario popular. El poeta Claudio Rodríguez podía entender el contenido poético del fútbol sobre todo de una manera contemplativa, y el público puede generar leyendas (o casi una leyenda, parafraseando el libro del recordado poeta zamorano), en su afán por ensalzar el esfuerzo, el compromiso, la calidad y la nobleza, en una forzada expresión lírica de dicha leyenda, para jugadores muy determinados. Privilegiados, quizás.

Ryan Giggs, recientemente retirado del fútbol, o el todavía jugador en activo Francesco Totti, que a sus 38 años todavía sigue goleando en la Champions, son un ejemplo de eso. Hombres que han jugado prácticamente toda su vida deportiva en un mismo club y que han llevado el escudo bien pegado al corazón, consiguiendo así una comunión especial con varias generaciones de la afición. Más allá de sus debilidades o limitaciones lejos de un balón son personajes que han traspasado la categoría a veces intelectualmente denostada de jugador para pasar a ser leyenda

FBL-ITA-SERIEA-ROMA-SAMPDORIA

Francesco Totti

El periodista y escritor Enric González, en sus Historias del Calcio, describía en el año 2005 a ‘Il Capitano’, ensalzando la magia del romano más castizo desde Alberto Sordi :”Er cucchiaio, la cuchara, es la marca de fábrica del mejor futbolista italiano. Un toque suave, por debajo del balón, que eleva la trayectoria unos metros y luego la deposita en el suelo, dentro de la portería. Una de esas jugadas caprichosas que pueden hacerse cuando se gana por mucho y queda muy poco partido. Una burla amable al contrario y un guiño al público. Una broma, algo que no se hace en el momento más crucial del año. Lo que pasa es que Totti es Totti. El capitán de la Roma tendría poco de qué hablar con Einstein, pero la inconsciencia le da a su juego el toque de locura y genio de los grandes idiotas del fútbol. Totti forma parte de la dinastía de Garrincha, Best, Gascoigne, Cassano. Con la ventaja de no ser cojo, ni alcohólico, ni paranoico.”

RAULPORTADA1Precisamente hoy se cumplen 20 años del debut en La Liga de otra leyenda del fútbol moderno: Raúl González. Fue ante el Zaragoza y perdieron 3-2. Raúl falló dos oportunidades claras ante el meta zaragozano Cedrún, pero ya empezó a forjarse el jugador tan valioso que llegó a ser y que ahora, a sus 37 años, todavía sigue siendo en su última aventura: el mítico New York Cosmos. Os dejo aquí un merecido homenaje por estos 20 años, con 20 “razones” para creer en esa leyenda, en un interesante artículo escrito por Miguel H. Herguedas en El Mundo.

Anuncios


Categorías:fútbol, literatura

Etiquetas:, , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Daniel Pátaro

cinema, exploração e fotografia

Urban Idade

Memorias de las redes urbanas

Media de Bravas

Harder, better, faster y también stronger

Literaturbia

Ficción breve para la era digital

Cesta de patos

Un poco de todo, mezclado

Poemas Desde el Vacío

Sitio de Convergencia de Saberes

Puerta de Babel

De Cine y otros desvíos

A %d blogueros les gusta esto: